TEXTO CURATORIAL PARA DEVELANDO LO INVISIBLE.

"DEVELANDO LO INVISIBLE...

Artes híbridas en la contingencia chilena."

Desde hace un tiempo ya, que las distintas disciplinas del arte en Chile, se encuentran viviendo transformaciones, cada vez más profundas e intensas, en las que se han visto cuestionados sus formatos, circuitos, e incluso la imagen misma. Las nociones de las "artes puras" que han sostenido cierto monopolio y hegemonía durante un vasto período de tiempo, se encuentran hoy en día atravesando una crisis a través de la cual van perdiendo cada vez más terreno, a pesar del apoyo del sector conservador e institucional. Las distintas disciplinas comienzan a interactuar, a dialogar, a generar cruces que generan una fuerza creadora híbrida, que en realidad existe desde siempre, aunque desde un lugar marginal. Si bien se reconoce, en general, que una de las labores ejes del arte es "cuestionar sus propios límites", algo sucede con la institucionalidad chilena, que cada cierto tiempo instala artistas, intelectuales y discursos que vuelven una y otra vez a las prácticas conservadoras. Existe una disputa constante entre los artistas más 

radicales (que encuentran, generalmente, un lugar en los márgenes) y los artistas institucionalizados (academias varias, universidades, museos, galerías); artistas tan importantes como Carlos Leppe, por dar un nombre entre muchos, permanecen más bien en las sombras, hasta el día de hoy, a pesar de los grandes avances obtenidos en materia de cultura durante la post-dictadura chilena.

Sabemos que el llamado "Estallido Social" marca un antes y un después de muchos procesos, algunos ya se atreven, incluso, a señalarlo como el punto de quiebre de la transición. Este es un acontecimiento que recién comienza a ser procesado; los cambios que se desencadenan a partir de este punto son múltiples y complejos, dentro de los cuales destaca a nivel político y social, el cambio de la Constitución Chilena, una de las grandes herencias y símbolos de la dictadura. Este hito aparece entonces como el momento en el que se quebranta a la camisa de fuerza, que era la imagen de todo aquello que quedó enterrado, clausurado, descartado. A nivel cultural, estamos lejos todavía de visualizar y comprender lo que está sucediendo, asimilar los grandes cambios es un proceso lento y la reflexión se toma su tiempo. Desde esta perspectiva, esta muestra y puesta en escena, son parte de un gran conjunto de manifestaciones, reflexiones, ensayos, crónicas, y expresiones de toda índole, que quieren dar cuenta no solo un momento histórico, si no también de una sensibilidad, de un tiempo y espacio que marca el punto de inflexión que muchos creadores e intelectuales han tomado como un llamado urgente.

La Joyería Contemporánea, por su parte, proviene de un origen ligado a la tradición y al oficio. Pero una parte pequeña de este movimiento de creadores, cuenta con una actitud, visión, discurso y posición, que se encuentran más próximos al arte, que al diseño o a la artesanía. Es en esta vereda en la que aparecen los trabajos más reflexivos y comprometidos con la identidad y el patrimonio. Los Artistas Joyeros son quienes desarrollan, ante el presente escenario, "un cuerpo de obra", un discurso y un contenido, un pensamiento crítico; algo que trasciende el objeto. Estos creadores son los que atendieron de manera enfática y diversa a la "urgencia subjetiva" que significó este remezón cultural y social que fue (y que sigue siendo) "el estallido". Y es dentro de este contexto que nace "Develando lo Invisible"; proyecto dentro del cual los artistas desde sus diferentes poéticas, tomaron una posición con respecto a la contingencia, hicieron obra, desde diversos escenarios y con distintas miradas. Todos trabajaron en la búsqueda de un lenguaje que busca romper con la tradición preeminente de la joyería, armando relatos "desde lo material", tratando de evitar discursos ilustrativos, en busca de una conexión con este gran inconsciente colectivo que se hacía presente. No es casualidad entonces, que en este punto, aparezca un cruce interdisciplinario y colaborativo con uno de los artistas callejeros más importantes del estallido: Caiozzama, quien ofrece sus imágenes para cooperar con la construcción de este momento en el que esta muestra termina por ver la primera de sus luces.

Con esta colaboración se cierra, de manera muy coherente, una alianza estético conceptual a través de la cual toma forma la muestra Develando de Invisible. De esta manera, estos Joyeros Contemporáneos se instalan de manera crítica, tomando distancia de la joyería como adorno o como símbolo del poder tradicional. Esta muestra, cargada de interdisciplina y cruces, desafía las nociones de arte y joyería en una alianza bastarda, tanto en materiales como en discursos, tanto en la manera de circular como en su forma de construir la imagen y los objetos. Tanto Caiozzama como los Artistas Joyeros, habitan en un "no lugar" en el gran mundo del arte; son, de alguna manera, portadores de expresiones "sin legitimidad ni institución". El gran escenario de un artista como Caiozzama es la calle.

En el caso de los Joyeros, se circula (mayoritariamente) de forma privada o en centros culturales de diversa índole; en ellos, la continuidad de su existencia depende de que en algún momento existan interlocutores que integren estas manifestaciones a la "gran cultura". De no ser el caso, esta existencia queda relegada a la clandestinidad o al circuito internacional, el cual en base a la distancia, diluye con el pasar del tiempo la presencia de la identidad nacional. Estamos hablando aquí de manifestaciones que viven en los márgenes, por su naturaleza intermedia, por su origen híbrido y por su condición plebeya e invisible. Y es en este punto en donde surge un nuevo cruce inesperado, asociativo y gatillante, en donde este híbrido salvaje que ha terminado por ser esta muestra "Develando lo Invisible" -habitante tradicional del no lugar y la intemperie, o sino aspirante al destierro del tránsito eterno de la exhibición internacional- se ve invitado a tomar un lugar en las casas oficiales de lo que es una cultura que se inscribe en la historia.

La alianza que hoy aquí se realiza, se vuelve subversiva y provocadora. Pone al espectador en un lugar difícil, sin referentes. El carácter híbrido de todo lo que vemos nos lleva a cuestionar el orden de las artes, sus límites, su función; al igual que lo hacen los múltiples actores inclasificables de este estallido multicultural. Se cuestiona con todo esto entonces, desde su propósito, desde lo político y social, a la joya como adorno de lujo, que queda en entredicho con el accionar de estos Joyeros Artistas que llevan las cosas al límite, desplazan a los materiales tradicionales y construyen la obra mediante técnicas diversas y no académicas.

Lo que vemos aquí hoy es, en definitiva, el cruce entre lo popular y la alta cultura, entre la sofisticación y el discurso crítico, entre la tradición y la respuesta adaptativa a las nuevas reflexiones, entre la permanencia de la intemperie callejera y la acogida bajo techo de la institucionalidad nacional. Lo que vemos hoy aquí es, finalmente, un cruce entre el arte y la vida misma.

Y todo esto no es más que una defensa férrea, majadera e insistente a la resistencia, a la interdisciplina, al trabajo asociativo y colaborativo; porque a nuestros ojos, es esa la manera que tenemos para seguir existiendo, para seguir provocando la construcción de nuevos escenarios para el desarrollo de pensamiento crítico y para que el mundo (de la mano del arte y la cultura) logre al fin generar los cambios que los nuevos tiempos ameritan... y mientras así sucede, develamos lo invisible para los espectadores curiosos que quieran acompañarnos en la conformación de una nueva escena para la creación nacional.

"... Yo me siento como ese otro, como ese cuerpo excluido... el arte abre intersticios, produce la posibilidad de cambiar, produce una metamorfosis cultural... si hay arte, hay posibilidades de cambio... creo en el arte, que es una pequeña revolución"... Bernardo Oyarzún, artista chileno.

Texto de Estudio Honorato-Vicencio

para "Develando lo Invisible", proyecto de La Brújula Arteentránsito.



"CIELO ROJO"

Para pajaritos de alita rota...

Para acercarse a esta propuesta -en la que el Estudio Honorato Vicencio se encuentra en búsqueda de un nuevo lenguaje- hay que poner atención en cómo están hechas estas piezas, sus materialidades, su contexto. Lana tejida, colores, formas que evocan algo que no termina de quedar determinado; acompañados de una búsqueda de materiales simples, cotidianos y profundamente ordinarios. El título nos da algunas pistas: "Cielo Rojo... para pajaritos de alita rota". Es una cita del Manifiesto "Hablo por mi diferencia" de Pedro Lemebel. El misterio que estas piezas nos presentan contiene un relato material que dialoga con este texto, en donde se expone una férrea defensa a la diferencia, a la subjetividad individual. Lo que plantean estos artistas es, finalmente, el trabajo desde metáforas de diversa índole y alcance, donde el eje principal -y a la vez, vehículo de la excusa- es el tejido como fenómeno cultural y social.

Se busca una confrontación entre los efectos de familiaridad por un lado y extrañeza por el otro. Se conectan directamente con esta tradición de 

mujeres que tejen, pero no forman parte de ella, más bien, están aquí para interpelarla. Su origen es indefinido, estos "objetos raros" invitan a buscar su lugar, desde ese "no lugar", "lugar marginal", sin legitimación, donde habitan "los anormales" que se escapan de la correctitud de las estructuras sociales, las cuales no son más que un aparato de normalización económica y simbólica.

Caco Honorato y Mariela Vicencio.

Estudio Honorato Vicencio.